viernes, 11 de abril de 2008

Por que amamos a los hombres 2

LA COLUMNA DE COELHO

Por qué amamos a los hombres 2

Por Paulo Coelho. Escritor:
Desde que publiqué la columna de la semana pasada, escrita a partir de una pequeña investigación que hice sobre las razones por las que nos quieren las mujeres, he recibido una enorme cantidad de comentarios (a favor y en contra del texto). Por eso, he decidido ceder otras dos columnas a las voces de las mujeres y poder así escuchar lo que ellas tienen que decir sobre el asunto. Kristen, una lectora, afirma que no sabemos absolutamente nada sobre la naturaleza femenina y elabora la lista que viene a continuación:
1. Nosotras, las mujeres, ya nacemos detectives. A nuestros ojos, todos los hombres son sospechosos y sus aventuras acabarán siendo descubiertas. Es solo cuestión de tiempo.
2. Aunque no estemos enamoradas de ti, escuchar un "te quiero" es siempre un bálsamo para nuestras almas. Y si no nos lo dices, nos vamos a dar cuenta y nos pondremos tristes.
3. Nos pasa lo mismo con "¡qué guapa estás!". Se tarda menos de dos segundos en pronunciar estas tres palabras mágicas, capaces de transformar nuestras pesadillas en verdaderos cuentos de hadas.
4. Si te preguntamos qué ropa nos ponemos, no te enfades si al final decidimos vestirnos justo con lo opuesto de lo que elegiste: forma parte de nuestra naturaleza.
5. En una fiesta, somos capaces de escanear el salón en menos de un minuto y saber quién nos interesa. Estate atento.
6. Pensamos en sexo con la misma compulsión que los hombres, si no más. La única diferencia es que no lo demostramos.
7. Si nada más conocernos, nos invitas a cenar y no aceptamos inmediatamente, no te preocupes; es que necesitamos unos días para perder los kilos sobrantes que, según creemos, nos arruinan constantemente las vidas.
8. Las mujeres siempre se acuerdan de todo. Si preguntas cuándo nos conocimos, ninguna de nosotras va a decir: "En una fiesta", sino: "Fue un martes, justo después de una cena en la que nos sirvieron ensalada y un guiso de pollo, tú llevabas chaqueta negra y tus zapatos eran de la marca tal, etc.".
9. Por mucho amor que seamos capaces de dar, hay siete días en los que preferimos estar lejos de todo y de todos. En esos casos, tienes dos opciones: atarte a un poste y esperar a que pase la tempestad o correr a la joyería más cercana y comprarnos un regalo. Recomendamos la segunda opción.
10. Tenemos el mismo poder de raciocinio que los hombres, pero es mejor que no lo notes o empezarás a sentirte inseguro. Las mujeres que lo dejaron demasiado claro acabaron solas.
11. Nos encanta cualquier tipo de pelo en el cuerpo masculino, aunque la depilación sea nuestra tortura favorita.
12. Detestamos hacer el amor cuando no tenemos ganas, pero lo haremos de todas formas y tú no te darás ni cuenta.
13. Juega con nuestros animales domésticos y con nuestros niños y jugaremos contigo. Ignóralos y nosotras te ignoraremos a ti también.
14. Las mujeres disponen de una visión de rayos X. Podemos mirar hacia unos ojos negros y duros y descubrir al niño que hay en el fondo, y podemos también fijarnos en unos angelicales ojos azules y encontrar al demonio que se esconde tras ellos. Sabemos cuándo un hombre finge que duerme de cansancio o (lo que es aun más evidente) cuándo finge no estar durmiendo con otra persona.
15. No todas las mujeres quieren casarse y tener hijos. Muchas solo desean orgasmos y animales domésticos.
16. Si tenemos que discutir algo contigo, no quieras darnos la solución: nosotras ya la tenemos. Se trata apenas de un pretexto para evitar que la relación se convierta en algo aburrido.
Termino la semana que viene con un texto de Julia y sus razones (imaginarias, creo yo) sobre por qué los hombres aman a las mujeres.

Esta Columna fue publicada por Paulo Coehlo en el "El comercio"

Bye ¡Suerte!

No hay comentarios: