domingo, 5 de abril de 2009

Conoce tus armas de seducción




Piensa estas en guerra y tu arma de especialidad no funciona bien, y están que se acercan a tu zona enemigos y tienes que actuar rápido, si te rodean te mataran.
Y ves a tu lado una arma de francotirador, listo tienes con que matarlos, Pero piensas: ¡joder nunca use ese tipo de arma, mi especialidad no es ser francotirador!
Mi arma es ligera y si quiere sacar provecho de la arma francotirador tengo que adelantarme a matar al enemigo, antes que estén muy cerca y me hagan 100 huecos nuevos en mi cuerpo.
Pero puedes intentarlo -te dices mientas roda una gota se sudor por tu cara- coges el arma, los nervios hacen que no tengas bien el blanco en la mira, ves uno, pero se mueve, claro no tienes la habilidad ni la experiencia ni el instinto de un Francotirador.
Disparas, no das, revelas tu posición y te matan.

Lo mismo pasa con la seducción, todos tenemos diferentes armas de seducción.
Tu tienes que saber cual es tu estilo natural, si vas con un “arma” incorrecta (a la cual no estas familiarizado) no tendrás precisión y tus oportunidades se gastan.

Con las mujeres si haces una maniobra obvia o técnica que no va con tu estilo (recuerda calidad sobre cantidad). Levantaras sospechas y te verán manipulativo.

A continuación hay nueve párrafos que describen nueve
perfiles diferentes de personalidad. Ninguno de estos tipos
de personalidad es mejor ni peor que los demás. Cada
párrafo pretende ser una simple instantánea de uno de los
nueve tipos. Ningún párrafo trata de dar una descripción
completa de la personalidad individual.
1. Lee los párrafos y elige los tres que te describen mejor
por orden de prioridad.
2. Enumera los párrafos elegidos del 1 al 3. El 1 es el
que consideras que te define mejor. El 2 es el segundo que
mejor te define y el 3 es el que, en tu opinión, ocuparía el
tercer puesto.
3. Cada uno de los nueve párrafos podría describirte
hasta cierto punto, pero elige los tres que consideras más
parecidos a ti.
Al hacer las elecciones, observa cada párrafo en su totalidad,
no cada frase separada del contexto de su párrafo.
Pregúntate: «¿Este texto en su totalidad concuerda mejor
conmigo que el resto?».

Si te resulta difícil elegir los tres párrafos que mejor
te definen, piensa cuál elegiría una persona amiga o muy
cercana a ti para describirte. Dado que los rasgos de personalidad
suelen ser más prominentes en la juventud,
también podrías preguntarte cuáles de estas descripciones
armonizarían mejor contigo entre los 20 y los 30
años.
Es importante que no elijas el párrafo en función de
cómo te gustaría ser, o de cómo te portas en momentos
puntuales, sino que te fijes en cómo eres realmente la
mayor parte del tiempo.
Después de leer los párrafos y elegir aquellos en los que
te encuentras mejor descrito, marca la letra que le corresponde:
Primer párrafo elegido: ABCDEFGHI
Segundo párrafo elegido: ABCDEFGHI
Tercer párrafo elegido: ABCDEFGHI

Test

A) Enfoco las cosas con una actitud de todo o nada,
especialmente en los asuntos que me importan. Valoro
muchísimo ser fuerte, sincero y fiable. Me muestro tal y
como soy. No me fío de los demás mientras no me hayan
demostrado que son dignos de confianza. Me gusta que
sean francos conmigo, y sé cuándo alguien disimula, miente
o trata de manipularme. Me cuesta tolerar la debilidad
en las personas, a menos que entienda el motivo de esa debilidad
o vea que la persona hace algo al respecto. También
me cuesta acatar órdenes o seguir instrucciones cuando
no respeto o no estoy de acuerdo con la persona que
está al mando. Me resulta difícil no expresar mis sentimientos
cuando estoy enfadado. Siempre estoy dispuesto
a defender a mis amigos y seres queridos, sobre todo si
considero que se los trata injustamente. Puede que no
gane todas las batallas con los demás, pero ellos sabrán
que he luchado.

B) Particularmente doy muchísimo valor a la corrección,
y procuro vivir a la altura de esos valores. Me resulta
fácil darme cuenta de lo que está mal cuando las cosas no
son correctas, y tampoco me cuesta ver cómo se podrían
mejorar. Algunas personas podrían considerarme demasiado
crítico o exigente, pero es cierto que me resulta difícil
pasar por alto o aceptar las cosas cuando no están hechas
correctamente. Me enorgullece pensar que si me comprometo
a realizar una tarea, se puede tener la seguridad de
que lo haré bien. A veces noto resentimiento cuando las
personas no ponen la suficiente atención para hacer bien
las cosas o cuando actúan de modo irresponsable o injusto,
aunque normalmente trato de no manifestarlo de forma
abierta. Para mí el trabajo está antes que el placer y reprimo
mis deseos, cuando es necesario, para cumplir con mis
obligaciones.

C) Creo que soy capaz de apreciar todos los puntos de
vista con bastante facilidad. Incluso a veces puedo parecer
indeciso, porque percibo las ventajas y desventajas desde
todos los lados. Esta capacidad me resulta útil para ayudar
a las personas a resolver sus diferencias; a veces hace que
perciba las posturas, asuntos y prioridades particulares
de otras personas mejor que los míos. No es difícil que
me distraiga e interrumpa tareas importantes que estoy tratando
de llevar a cabo. Cuando me ocurre eso, mi atención
suele desviarse hacia tareas triviales sin importancia. Me
cuesta distinguir lo que es verdaderamente importante o
prioritario para mí, y evito los conflictos accediendo a los
deseos de los demás. Se me suele considerar una persona
cómoda, complaciente y agradable. Hacen falta motivos
muy serios para que demuestre mi enfado abiertamente a
alguien. Me gusta que la vida sea tranquila, armoniosa, y
que los demás me acepten.

D) Soy sensible a los sentimientos de los demás. Sé ver
lo que necesitan, incluso cuando no los conozco. A veces
es frustrante ser tan sensible a las necesidades ajenas, sobre
todo a su dolor o infelicidad, porque no puedo hacer por
ellos todo lo que me gustaría. Me resulta fácil dar de mí,
pero a veces quisiera ser capaz de decir «no», porque en
ocasiones acabo dedicando más energía a cuidar de los demás
que a preocuparme de mí mismo. Me duele que las
personas crean que quiero manipularlas o controlarlas,
cuando lo único que trato de hacer es comprenderlas y
ayudarlas. Me gusta que me consideren una persona buena
y afectuosa, pero cuando no se me toma en cuenta o no se
me valora, puedo ponerme muy emotivo e incluso exigente.
Las relaciones armoniosas significan tanto para mí, que
estoy dispuesto a trabajar muchísimo para lograrlas.

E) Ser el mejor en lo que hago es un poderoso estímulo
para mí, y a lo largo de los años he recibido mucho reconocimiento
por mis logros. Trabajo intensamente y suelo
tener éxito en casi todo lo que emprendo. Me identifico
profundamente con lo que hago, porque en gran medida
creo que la propia valía se basa en lo que uno realiza y el
reconocimiento que obtiene por ello. Siempre tengo más
cosas para hacer de las que es posible llevar a cabo, de
modo que suelo dejar de lado los sentimientos y la reflexión
sobre mí mismo para lograr mis objetivos. Dado que
siempre hay alguna actividad que realizar, me cuesta quedarme
sentado sin hacer nada. Me impaciento con las personas
que me hacen perder el tiempo. A veces prefiero hacer
yo mismo el trabajo que alguien está realizando con demasiada
lentitud. Me gusta sentir y dominar cualquier situación.
Si bien me gusta competir, también soy un buen jugador
de equipo.

F) Yo me describiría como una persona callada y analítica
que necesita más tiempo a solas que la mayoría de las
personas. Normalmente prefiero observar lo que ocurre en
lugar de estar metido en medio. No me gusta que me impongan
demasiadas exigencias ni esperen que sepa y diga
lo que siento. Soy más capaz de conectar con mis sentimientos
cuando estoy solo que cuando estoy con otras personas,
y suelo disfrutar más con las experiencias cuando las
estoy reviviendo que cuando estoy pasando por ellas. Casi
nunca me aburro estando solo porque tengo una vida mental
activa. Para mí es importante proteger mi tiempo y
energía y, por lo tanto, vivir una vida sencilla, sin complicaciones.
Me gusta ser lo más autosuficiente posible.

G) Tengo una viva imaginación, especialmente cuando
se trata de lo que podría amenazar la seguridad. Por lo general,
soy capaz de detectar lo que podría ser peligroso
o dañino y llego a sentir tanto miedo como si estuviera
ocurriendo de verdad. O bien siempre evito el peligro o
siempre le planto cara. Mi imaginación también me favorece
la inventiva y mi sentido del humor es bueno, aunque
algo excéntrico. Me gustaría que la vida fuera más segura,
pero en general dudo de las personas y de las cosas que me
rodean. Suelo ver los defectos en las opiniones ajenas. Supongo
que, como consecuencia de ello, algunas personas
podrían considerarme muy astuto. Tiendo a desconfiar de
la autoridad y no me siento nada cómodo si se me ofrece
ejercerla. Dada mi facilidad para captar lo que está mal en
lo que generalmente se opina de las cosas, tengo tendencia
a identificarme con causas perdidas. Una vez que me he
comprometido con una persona o un asunto, soy muy leal
a ellos.

H) Soy una persona optimista que disfruta hallando
cosas nuevas e interesantes para hacer. Tengo una mente
muy activa que se mueve con diferentes ideas. Me agrada
hacerme un cuadro global de cómo se ensamblan esas
ideas, y me entusiasmo cuando logro conectar conceptos
que al principio parecían no estar relacionados. Me gusta
trabajar en cosas que me interesan, y tengo muchísima
energía para dedicarles. Me cuesta perseverar en trabajos
repetitivos y poco gratificantes. Me gusta estar en el comienzo
de un proyecto, durante la fase de planificación,
cuando puede haber opciones interesantes que considerar.
Cuando se me ha agotado el aliciente por algo, me
cuesta seguir con ello, porque deseo pasar a otro asunto
que me resulte más atractivo. Si algo me deprime, prefiero
dedicar la atención a temas más gratificantes. Creo que
las personas tenemos derecho a disfrutar de una vida
agradable.

I) Soy una persona sensible, de sentimientos muy intensos.
Suelo sentirme incomprendido y solo porque me
siento diferente a la mayoría de la gente. Mi conducta puede
parecerles un poco dramática a los demás; se me ha criticado
por ser demasiado sensible y exagerar mis sentimientos.
En el fondo, lo que anhelo es sentirme conectado
emocionalmente y vivir relaciones profundas. Me cuesta
valorar las relaciones del momento porque ansio lo que no
puedo tener y tiendo a desdeñar lo que ya poseo. Ese deseo
de conexión emocional me ha acompañado toda mi
vida, y su falta me hace caer en la melancolía y la depresión.
A veces me pregunto por qué otras personas parecen
tener mejores relaciones y una vida más feliz que yo. Poseo
un sentido estético refinado y gozo de un mundo rico en
emociones y sentido.
Comprobar los resultados
Primer párrafo elegido: ABCDEFGHI
Segundo párrafo elegido: ABCDEFGHI
Tercer párrafo elegido: ABCDEFGHI
Párrafo Tipo de personalidad (Eneatipo) Perfil de seducción

La elaboración de cada párrafo ha tenido en cuenta los
Siguientes factores:
— Aspectos emocionales y mentales predominantes.
— Preocupaciones básicas.
— Estilo de atención.
— Atributos positivos del perfil en particular.
— Rasgos universales del arquetipo.

Déjame tu resultado y tu correo y te mando tu estilo predominante.

PD: Estube muy ocupado con mi carrera de psicologia entre otras cosas por eso lo de mi demora en publicar entradas.

¡Bye Suerte¡