jueves, 23 de septiembre de 2010

¿Por qué no se casan?



Amigos y familiares, a veces, presionan a la pareja para que se case porque llevan varios años de enamoramiento.

Tienen más de cinco años de enamorados, pero en sus planes no se incluye el pasar por esa especie de servicio militar obligatorio que es el matrimonio.

Se aman y la pasan muy bien juntos sin pensar en ir al altar, pero tienen que convivir con las incómodas e impertinentes preguntas de cuándo se casarán y, por consiguiente, cuándo tendrán hijos.

Frases como “te está haciendo perder el tiempo porque no te propone matrimonio” o “tienes que pensar en casarte de una vez porque ya tienes 30 años” son comunes en los entornos familiares –y hasta de amistades– que consideran al casamiento una etapa ineludible y el triunfo de una relación.

Pero los tiempos han cambiado, y si antes una mujer se sentía realizada vestida de blanco y diciendo “sí acepto” en la iglesia, ahora prefieren soñar con algo menos idílico, pero más satisfactorio para ella: lograr sus metas profesionales.

Hasta la década de los 90, una persona soltera entre los 35 o 40 años era mal vista socialmente. “La perspectiva de los padres, hace unos años, era que sus hijos se casen y formen un hogar, porque –para ellos– ese es el camino a la felicidad y a la realización como personas. Aunque hay rezagos de esos pensamientos, se nota un cambio de mentalidad en la actualidad”, explicó el psicólogo Carlos Luperdi, de la Universidad San Martín de Porres.

El matrimonio no se puede forzar, pues–según el especialista–es una decisión exclusiva de dos personas donde los terceros sobran.

MALAS PRESIONES. “Se han dado casos en que la presión es tan fuerte que una pareja se casa, pero luego el matrimonio no funciona. Lo más recomendable es tomarse el tiempo que la pareja crea conveniente. Decidir no casarse es una determinación que se debe respetar”, acotó Luperdi.

El psicólogo recomendó a los padres de familia, que aún son conservadores, entender y comprender a sus hijos que no ven el matrimonio como un logro en sus vidas.

“Las mujeres han cambiado y no buscan la dependencia económica de un hombre a través del matrimonio. Hay una tendencia, en cambio, a la convivencia”, explicó.

Por eso nunca hay que aguantar presiones.

chau suerte!

Fuente: Original -> Peru21

No hay comentarios: